Grandes Tutoriales Los Mejores Tutoriales de La red !

17Nov/090

Como construir un porta velas de cemento

Si sos de esas personas que disfrutan de la luminosidad de las velas o simplemente tenés un tiempo libre y no sabes que hacer, entonces en Grandes Tutoriales te vamos a enseñar, paso a paso como es costumbre, a construir un portavelas.

Portavelas

Primero vamos a los materiales necesarios para hacerlo:

  • Tapa de caja de cartón (la medida depende del tamaño que desees para el portavelas, y el espesor deberia ser de unos 3 o 4 cm)
  • Velitas
  • Aceite
  • Cemento
  • Agua
  • Venecitas
  • Enduído
  • Pegamento universal
  • Trapo

Bueno, si ya estás con los materiales enfrente, antes de empezar con el portavelas debes tener en cuenta que el cemento se prepara con Portland, Arena fina y agua. Te recomiendo que te asesores en como prepararlo porque es el material mas importante del portavelas. Igualmente, al final del posteo, dejo unas líneas respecto a como ralizar dicha mezcla.

Ahora sí, a construir un portavelas. Primero pincelas la tapa de cartón con aceite. Con esto evitaremos que el cemento se adhiera a la caja. Coloca sobre la tapa de cartón las velitas dadas vueltas. Prepara el cemento y vuélcalo hasta cubrir toda la superficie.

1 y 2

Deja que fragüe el cemento y retira la tapa de cartón.

3

Ahora procederemos a adornar el portavelas, para ésto utiliza el pegamento universal para adherir las venecitas.  Puedes utilizar tu ingenio o simplemente seguir el modelo de la figura.

Coloca enduido para cubrir las uniones. Retira el excedente con un trapo húmedo.

4 y 5

Puedes alisar el cemento, pasando una lija y luego cera en pasta.

Para preparar el cemento que se utilizará en la experiencia solamente necesitas portland, arena fina y agua. Todo en pequeñas cantidades. Considerando el volumen que necesitaremos para el portavelas, no es mucho lo que deberás preparar. Debes tener en cuenta que por cada parte de cemento hay que agregar tres de arena. El agua se agrega gradualmente hasta que la mezcla sea consistente. Un buen punto de determinación es tomar con una cuchara un poco de la mezcla preparada y voltearla. Si el cemento no se cae, la mezcla está perfectamente preparada.

Comments (0) Trackbacks (1)

Leave a comment